34 años de experiencia profesional al cuidado de la salud.
Tel: (54-11) 4788-9445- Belgrano- Buenos Aires, Argentina- mail: consultas@psicologasvitmonges.com.ar
  • Danos tu LIKE
  • Seguinos en Twitter
  • Mira nuestros perfiles profesionales
  • Contactanos
Quienes somos
Lic.Maria Eugenia Monges

Lic. Maria Eugenia Monges
www.mariaeugeniamonges.com.ar

  • Conoce mi perfil profesional
  • Contactame via email

Lic.Flabia Vit

Lic. Flabia Vit
www.flabiavit.com.ar

  • Conoce mi perfil profesional
  • Contactame via email

HEREDAMOS LO QUE ELEGIMOS

herencia
Aunque la herencia nos llega, lo importante es saber que aún tenemos cierta capacidad para elegir con qué nos quedamos y con qué no. 

La herencia llega por distintas vías hacia nosotros.

La herencia genética, es la que traemos en las células, en la sangre, en nuestro cuerpo y biología. La herencia económica llega a través del dinero, las propiedades y los bienes de todo tipo.

La herencia vital llega transgeneracionalmente e incluye aspectos emocionales, mentales y físicos. Se acerca “invisiblemente” a nosotros moldeando nuestra personalidad y estilo de vida. Esta herencia se hace visible al mirar el árbol genealógico familiar. En este podemos ver como la influencia de nuestros ancestros llega de distinta manera hacia nosotros y se ve reflejado en algún parecido en profesión, alguna cualidad, e incluso en algún aspecto desagradable.

Hay herencias en gestos, gustos, estilos, criterios, mentalidad…

¿Y cómo nos damos cuenta que tenemos cierta capacidad para elegir que tomamos y qué dejamos?

Lo vemos al observar que hasta las enfermedades genéticas son distintas entre un familiar y otro. La forma de vivenciar la enfermedad y en el caso de las crónicas, la forma en que se continúa viviendo,  puede ser distinta entre una y otra persona. Y ahí está la cuota de libertad de elegir como estar enfermo o transitar una enfermedad más allá de la herencia genética.

No es desleal no tomar toda la herencia recibida. Tampoco es ser desagradecido. Elegir vivir más saludablemente, con mejor ánimo, siendo más comunicativo, pensando con claridad y expresando lo que se piensa y siente es la mejor herencia que puede dejarse a las futuras generaciones.

Qué bien se siente seguir perteneciendo a la familia pero eligiendo la identidad profesional, laboral, de pareja, de salud y de estilo de vida.